Boletín de Estética Nº 35

Epigénesis y coherencia del mecanismo estético

Fabrizio Desideri
Università degli Studi di Firenze

Resumen

¿Podemos definir y explicar apropiadamente a la mente humana como una mente estética? El propósito de este paper es el de responder a esta pregunta y a las interrogaciones implícitas relativas a la misma. ¿Cómo entendemos el campo conceptual de lo estético? ¿Qué queremos decir cuando hablamos de una experiencia estética o cuando expresamos un juicio estético? El primer paso consiste en delinear los contornos de “lo estético” como un concepto-cluster. Habiendo identificado el núcleo conceptual de lo estético como una síntesis expresiva entre las capas emocionales y cognitivas de la experiencia, intento desarrollar un paradigma teorético en consistencia con éste y, consecuentemente, un mecanismo mental de lo estético. El próximo paso consiste, entonces, en reemplazar el monismo causal implicado por el paradigma adaptacionista, por una pluralidad de factores. En consecuencia, afirmo que en el origen del mecanismo estético hay cuatro factores. Estos factores son: 1) la asimilación mimética de lo real; 2) la “búsqueda” o el placer de la exploración; 3) el placer de ejercer preferencias como un grado de libertad y como una ventaja en la conducta vital; 4) el impulso lúdico (la práctica intraespecífica y cooperativa de aprender a través del ejercicio y la simulación, reforzada por el placer). Todos estos factores son disposiciones enraizadas en el sistema de emociones primarias y representan las precondiciones para la emergencia epigenética del mecanismo estético. De manera conclusiva, este mecanismo es considerado una actividad dinámica del cerebro que integra en un mismo espacio de mutua resonancia y armonización, circuitos neuronales subcorticales y neocorticales: aspectos de la vida mental “impregnados” emocionalmente y aspectos que son específicos del procesamiento cognitivo de la información.


¿La experiencia estética como un sentimiento metacognitivo?
Una visión de aspecto dual
Jérôme Dokic
Institut Jean-Nicod
École des Hautes Études en Sciences Sociales

Resumen

Una explicación adverbialista de la experiencia estética es ofrecida en términos de un modo de organización específico de actitudes no estéticas.  Lo que unifica a este conjunto de actitudes es un perfil motivacional característico, que consiste en que la experiencia sea autosustentable o autotélica.  En base a análisis conceptual y a resultados empíricos de la psicología de la estética, se afirma que la experiencia estética no es intencional respecto de propiedades o valores estéticos, y no es una actitud estética distinta e independiente, sino que implica una combinación de sentimientos epistémicos y metacognitivos que tienen que ver con la familiaridad y la novedad.

Texto completo en formato PDF

Booklet