Boletín de Estética Nro. 18

De las formas a la belleza vaga

Remo Bodei (University of California)

Resumen
Si a partir de Pitágoras la belleza estuvo signada por las ideas de armonía, simetría, proporción –que encontramos aún hoy en la métrica de la poesía y en la música–, y lo sensible y lo inteligible de traducen recíprocamente, con Platón la belleza absoluta sólo puede ser captada por la mente. Ambos para-digmas de belleza entran en crisis en el cambio de los siglos XVI y XVII, cuando el gusto, como sentido subjetivo, sustituye la concepción de lo bello calculable del arte. Es cuando se produce el giro de lo bello, bueno y verda-dero, a la relación de la belleza con el tiempo y la eternidad. Lo bello se aleja de lo sensible, pero para conservar su quintaesencia y su perdurabilidad, ga-rantizada por las formas que desafían el devenir. Con Baumgarten, la estética será reconducida a la sensación. El conocimiento estético es aquél de la belleza “vaga”, no definible, y mudable, ya que es móvil, sin sacrificar su propia forma. El concepto “vago” ha perdido actualidad, aunque la opción sea, para muchos artistas, la de servirse de técnicas de lo indeterminado. ¿El componente sensible y emocional de esta belleza conduce a una forma es-pecífica de conocimiento? La belleza es también conocimiento: nos conduce a lo inefable, que no es sino la coincidencia con “lugares comunes”.

Lo real en el arte prehispánico

María Alba Bovisio (Universidad de Buenos Aires/Universidad Nacional de San Martín)

Resumen
En el presente texto se discute el supuesto de la “imagen reflejo” que implica la interpretación de las imágenes prehispánicas en términos de “representaciones realistas” fundadas en una relación mimética entre el icono y lo representado. Apelando a obras de la historia del arte en las que, además de las imágenes, se cuenta con otro tipo de fuentes –fundamentalmente escritas− se intenta demostrar el absurdo que se juega detrás de este supuesto, que parece naturalizarse frente a imágenes que no pueden ser examinadas a la luz de fuentes escritas. Los casos analizados se refieren a interpretaciones somáticas en torno a dos temáticas: las patologías físicas y el cuerpo muerto. En relación con la primera, se confrontan mosaicos bizantinos (siglos V-VI), esculturas olmecas (siglos X-II a.C.), ceramios mochicas (siglos VI-VIII); en relación con la segunda, los Danzantes de Monte Albán (siglos VI-II a. C) y el Cristo muerto de Holbein (1522).

Texto completo en formato PDF